Feeds:
Entradas
Comentarios

En su libro La Empresa Moderna (The Modern Firm), Roberts considera que el desempeño de cualquier organización es consecuencia de la interacción de tres elementos: el contexto, la estrategia y la organización.

 A menudo hacemos sinónimo de «organización» a los elementos normativos o materiales que la constituyen: así pensamos en la organización «hospital tradicional» en oposición al modelo de «hospital de alta resolución », del hospital público tradicional frente a la fundación .. etc.

 Todos ellos identifican la «arquitectura» organizativa correspondiente. Ésta incluye el sistema de agrupación de tareas, la autoridad jerárquica, la asignación de los derechos de decisión y responsabilidad, las fronteras de la empresa o los sistemas de financiación, propiedad y gobierno.

Pero la organización también son sus rutinas o procedimientos de trabajo (que determinan cómo se trabaja, cómo se asignan los recursos, cómo se mide el rendimiento o cómo se toman las decisiones), las personas que trabajan en ella (sus habilidades, motivaciones, temores, actitudes e intereses) y la cultura (el conjunto de valores compartidos, creencias, modelos mentales, y lenguaje).

Entonces, la organización no es sólo su fórmula jurídica o su organigrama (lo que Roberts llama «la arquitectura»), sino también sus rutinas de trabajo, las personas que trabajan en ella, y su cultura. Hablar de organización es hablar de la compleja interacción entre estos cuatro elementos.

Referencia

Sergio Minué Lorenzo, José Francisco García Gutiérrez , “LA GESTIÓN SANITARIA EN LOS PAÍSES DE NUESTRO ENTORNO”,  Libro: “Gestión Clinica en Salud Mental”

 

 

 
Anuncios

La planificación es un elemento esencial en la gestión y tiene que ver hoy con la toma de decisiones para influir en el futuro. 

Es una respuesta al dilema que enfrenta a las organizaciones de un déficit inevitable de los recursos en comparación con las necesidades de salud y de ahí la necesidad de tomar decisiones entre los diversos usos de los recursos, es decir, establecer prioridades.

Hay dos tipos de planificación, estratégica y operativa. Los componentes importantes de la planificación estratégica incluyen;
– Donde uno se va (objetivos)
– Con qué (recursos)
– Cómo (ejecución eficaz y adecuada)
– Cuando (el futuro)
– El grado de formalización (explícito, sistemático y métodologico) sobre el proceso

La planificación operativa se centra en los detalles de la aplicación mediante el establecimiento de plazos para las actividades en poco tiempo. En la práctica, los dos deben ser enlazados.

El sistema de planificación del sector salud en los países en desarrollo debería considerar lo siguiente:
– La planificación gubernamental tiene que reconocer los aportes reales y potenciales (tanto positivos como negativos) de otros sectores de salud, como el sector privado y las ONGs.
– Las especialidades desfavorecidas, como salud pública y salud mental si estamos mirando a los profesionales como grupos de presión en la planificación.
– Los procesos adecuados a nivel nacional, junto con las decisiones adoptadas por los organismos donantes.
– Los planes de salud tiene que ampliar e incorporar a cabo acciones apropiadas en relación con otros sectores.
– Nuevas formas de incentivos y poderes reguladores son necesarios en contraste con los enfoques tradicionales de gestión (de mando y control).

Ultimamente, la planificación no consiste únicamente en hacer frente a los cambios en el futuro, sino también con solución a los problemas actuales de una manera que tendrá un efecto en el futuro. Como enfentar el cambio del patron de enfermedades como resultado del envejecimiento de la población y tambien las enfermedades nuevas infecciosas como el H1N1.

  

Referencia:

Andrew Green and Charles Colins, Chapter 12, “International Public Health; Diseases, programs, systems, and policies”.

 

Es conocido que una gran parte del gasto sanitario es invertido en medicamentos y teniendo en cuenta que el presupuesto sanitario es siempre limitado y que las necesidades no lo son independiente del sistema de salud del cual hablemos se han implementado diferentes políticas sanitarias para tomar medidas en la contención del gasto como la prescripción por principio activo, la evaluación costo-efectividad y la limitación de la financiación publica a algunos medicamentos entre otras.

Dentro del gasto de medicamentos se han encontrado diferentes factores relacionados con su aumento, tales como el uso de copagos, la financiación ilimitada con fondos estatales, la educación a prescriptotes por mencionar algunos. En la edición del 7 Abril de 2010 del New England Journal of Medicine se publicó un articulo muy interesente en el cual se trata el tema de Adherencia medicamentosa como una prioridad dentro de las reformas al sistema sanitario.

El sobrecosto de los medicamentos puede estar causado por la poca adherencia de los pacientes a su terapia farmacológica, la cual esta relacionado con múltiples factores, como el costo de los medicamentos, el copago, su financiación, educación del pacientes, efectos adverso, falta de coordinación entre niveles de atención entre muchos otros.
Este articulo nos referencia 4 pasos importantes en la mejora de la adherencia, el primero consiste en reducir los copagos, para que los pacientes crónicos tenga mayor acceso a la medicación que requieren, e incluso la posibilidad de otorgar incentivos a los pacientes adherentes. Segundo tener sistemas de información coordinados que permitan recolectar datos sobre la medicación de los pacientes y ser conocidos en los diferentes niveles de atención y así evitar duplicidad y tratamientos contradictorios. Tercero incluir objetivos de resultados en salud y aumento de la adherencia en los sistemas de financiación en salud. Y por último tener sistemas de filtros que permita determinar las poblaciones en riesgo de no-adherencia medicamentosa para si aplicar programas a estos grupos específicos.

En la aplicación de programas de adherencia a los medicamentos, la figura del farmacéutica es muy útil, existiendo herramientas ampliamente estudiadas tanto en su eficacia como en costo efectividad incluso de métodos “locales” como lo es el METODO DADER impulsado por la facultad de farmacia de la universidad de Granada, y que tiene múltiples utilidades y ventajas, es una herramienta que en países en vía de desarrollo su uso es prácticamente nulo, pero que puede traer resultados en salud y en costos muy positivos para el sistema de salud, por eso el incluir programas de adherencias dentro de las políticas farmacéuticas estatales y a nivel local es un ítem en la agenda que podría ser muy interesante de agregar y que ha sido subutilizado a pesar de la evidencia que se encuentra.

El pasado viernes 9 de Abril nuestro grupo presentó el resumen de prensa, para el cual tomamos como tema “La gripe porcina” debido al gran impacto que tuvo este tema a nivel mundial en los diferentes sectores, y a la gran difusión del mismo a través de los medios de comunicación. Durante el desarrollo de nuestro trabajo me vi envuelta en la recopilación de información relacionada con el tema, y decidí compartir con Uds. uno de los materiales que personalmente explica de una forma muy clara como y por que se presento la alarma de pánico relacionada con swing flu.

Encontré este atractivo video, en el cual con cifras y alguna información interesante se nos plantea como todo el escándalo de la gripa porcina pudo estar claramente relacionado con intereses personales de importantes estrategas, sumados a una falta de información oportuna que pudiese evitar que el resto de la sociedad cayera en su juego.

Como ya es bien conocido por todos, en este tema como en muchos otros se puede apreciar claramente el juego de intereses de todo tipo, reflejados en la manipulación de la información. Simplemente a casi un año de la alarma de pandemia relacionada con esta gripe, la óptica con la que los gobiernos y la sociedad en general observa la situación es completamente diferente.

Y después de todo… tu que opinas?

El mundo se vuelve cada día más complejo, y reclama de cada individuo estar en condiciones de hacer frente a esta complejidad. El desarrollo científico técnico no puede ya analizarse como un proceso lineal aislado, donde predomine solo una lógica autónoma, exige ser analizado en un contexto donde los aspectos sociales y ambientales se vean de forma “socio ambientalmente“.

Por lo tanto, el tema ambiental no puede ser una cuestión exclusiva de los ambientalistas. Al ser medio ambiente aquello donde vivimos, y de lo que vivimos, tenemos necesidad de admitirlo e incluirlo en todas las esferas de nuestra realidad; pero esto no puede hacerse de forma espontánea; depende de los conocimientos, la reflexión y la creación de una percepción, una conciencia, un comportamiento, en síntesis de un imaginario ambiental. Se necesita, de una nueva conciencia, una nueva cultura simbólica.

El camino que nos queda por recorrer es, por tanto, largo y difícil. Exige creatividad y una nueva ética del conocimiento, que promueva la puesta en marcha de una nueva sociedad ambientalmente compatible.

Cada día se percibe con mayor intensidad la creciente preocupación pública e institucional por la conservación y protección del medio ambiente, conllevando a la transformación de las posturas de la industria el comercio y otras actividades hacia esta importante cuestión.  Es por ello que ha surgido un movimiento quizá poco conocido para algunos como lo es un Sistema de Gestión Ambiental, siendo éste un conjunto de actividades, mecanismos acciones e instrumentos, dirigido a garantizar la administración y uso racional…la conservación, mejoramiento, rehabilitación y monitoreo del medio ambiente y el control de las actividades del hombre en esta esfera. La gestión ambiental aplica la política ambiental establecida mediante un enfoque multidisciplinario, teniendo en cuenta el acervo cultural, la experiencia nacional acumulada y la participación de la población”.

La implantación de un SGA permitirá una mayor toma de decisiones en los directivos así como el desarrollo sostenible de la institución, involucrada en un proceso de perfeccionamiento de su gestión, y surgidas de una inserción exitosa en el mercado externo, por lo que no pueden quedar al margen de la creciente preocupación pública e institucional por la protección del medio ambiente.

Es importante destacar que para poder implementar un S.G.A., es necesario tener en cuentas las normas ISO-14001 en la cual se debe tener bien definidas momentos como:

  1. Política ambiental.
  2. Objetivos ambientales.
  3. Revisión y auditorias.
  4. Actuaciones y medidas correctoras.
  5. Lograr la certificación.



Uno de los factores que indudablemente conspira contra Sistemas de Gestión Ambiental (SGA), es la preocupación de las organizaciones y empresas por los costos que esta decisión implica, los cuales dependen de factores como el tamaño de la organización, los tipos de actividades, productos y servicios, los impactos ambientales negativos que generan y la existencia o no de algún SGA, así como su grado de desarrollo. Sin embargo, una vez implementado el SGA, reporta importantes beneficios, pues además de enfocarse integral y activamente los aspectos ambientales, garantiza una visión homogénea del problema en todas las áreas de la organización, permite el establecimiento de metas y objetivos ambientales concretos y crea las premisas para el mejoramiento continuo del desempeño ambiental y la obtención de certificaciones, garantizando una mejor imagen ante la comunidad y los clientes y mayor competitividad en el mercado. Por otra parte, también se reconoce que una mejoría en el desempeño ambiental puede conducir a importantes beneficios económicos.

Con motivo del día mundial de la salud, el cual este año esta centrado en la urbanización y la salud, se han organizado eventos en todo el mundo relacionados con el tema, estos están enfocados a abrir espacios públicos que fomenten la salud, como actividades físicas en los parques, campañas de limpieza, disminución de automoviles entre otros; con el animo de motivar y fomentar dicha iniciativa la OMS dispuso de una página de internet en donde se espera reunir mil relatos de promotores de salud urbana y las iniciativas que han realizado en su ciudad.

En esta página encontraras los relatos incluyendo un mapa de las ciudades donde se han realizados los programas. Para mi fué gratificante encontrar varias ciudades latinoamericanas como BOGOTA con diferentes programas que fomentan la salud de los Bogotanos, tales como es la “ciclovia dominguera” y la ciclovia nocturna. Por otro lado es interesante ver la buena participación que tiene Andalucia dentro de las ciudades relatoras de sus programas aunque con decepción me encontré con que aún no hay relatos de Granada, de hecho realmente al revisar el mapa encuentro que las ciudades principales del mundo no están participando!!!!

Tal ves en las grandes ciudades tiene un mayor impacto la implementación de medidas que fomenten la salud, y aunque estoy segura que muchas de estas ciudades no participantes tienen excelentes programas de este tipo, también considero que es importante compartirlo y así mismo motivar y generar ideas para otras ciudades en el mundo que impacten positivamente la salud de la población.

Por esto los invito a entrar en la página y participar relatando que se esta desarrollando en tu ciudad para fomentar la salud.

No puede faltar un ejemplar de “El buen gobierno sanitario” vigesimotercer  título de la colección Economía de la Salud y Gestión Sanitaria coordinado por Vicente Ortún, Director del Centro de Investigación en Economía y Salud de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona (CRES-UPF).

<España tiene un buen sistema sanitario pero con mal pronóstico salvo que se enderecen algunas tendencias. Una utilización desbocada en un contexto de oferta esclerótica –con poca capacidad de adaptación a las circunstancias cambiantes- es causa y consecuencia de un deterioro  institucional, y de la incapacidad para gobernar en el sentido marcado por sus objetivos funcionales. Este libro analiza precisamente cómo revertir el deterioro tanto en la clínica diaria como en el gobierno de las organizaciones sanitarias, todo ello en el marco de unas políticas públicas que consoliden un Estado de Bienestar compatible con el requerido aumento de la productividad.>

El libro cuenta con la participación de varios  autores que a lo largo de los  seis capítulos nos dan sus distintas visiones del gobierno, desde lo macro y lo meso, ofrecida por los economistas y gerentes de instituciones  hasta lo micro descrito en “el gobierno clínico  de la clínica diaria” por el audaz Juan Gervás.      

El último capítulo del libro está dedicado al análisis de marcos y modelos de gobernanza propuestos por distintos organismos internacionales (OMS, OPS y el Banco Mundial) así como a su evaluación, monitorización y posibles alternativas dentro del sistema sanitario, algo que los  gestores y políticos tendrán que empezar a incluir dentro de sus agendas y planes de gestión si quieren caminar por la senda  de la  buena gestión en este siglo que comienza. ¡Que gran reto nos lanza a todos!

Seguir leyendo »